Efecto de la suplementación con dosis altas de vitamina D en la densidad ósea volumétrica y en la fuerza ósea: resultados de un ensayo clínico aleatorizado

Se ha publicado recientemente un ensayo clínico aleatorizado sobre el efecto de la suplementación con dosis altas de vitamina D en relación con la densidad ósea volumétrica y la fuerza ósea en la revista Journal of the American Medical Association.

La pregunta de investigación

La pregunta que fue planteada en esta investigación fue si la administración de suplementos de vitamina D en dosis más altas de las que en muchos estudios habían sido consumidas, podía mejorar la densidad mineral ósea, medida mediante la valoración de parámetros en salud con tomografía computarizada cuantitativa periférica de alta resolución, así como poder observar cambios en la mejora de la resistencia ósea.

Para comenzar

En la actualidad, hay poca investigación que haya evaluado los efectos de dosis diarias de vitamina D por encima del nivel máximo de consumo tolerable durante un periodo de mayor a 12 meses. En contraposición, hay que destacar, que el 3% de los adultos que viven en Estados Unidos informan de que consumen suplementos de esta vitamina de al menos 4000 UI por día.

El objetivo general de este estudio fue evaluar el efecto dependiente de la dosis de la suplementación con vitamina D sobre la densidad mineral ósea volumétrica y sobre la fuerza ósea.

Metodología de este ensayo clínico aleatorizado

Se diseñó un ensayo clínico aleatorizado, doble ciego, con una duración de tres años realizado en un centro de Canadá, desde agosto de 2013 hasta diciembre de 2017, que incluyó 311 sujetos sin osteoporosis, con edades comprendidas entre los 55 y los 70 años y con niveles basales de 25-hidroxivitamina de 30 a 125 nmol / L.

La intervención de este estudio consistió en una suplementación a dosis diarias de vitamina D3 durante un periodo de 3 años. La dosis fue diferente en cada uno de los tres grupos de pacientes: grupo 1, suplementación de 400 UI (n = 109), grupo 2 suplementación a dosis de 4000 UI (n = 100) y grupo 3 suplementación a una dosis de 10000 UI (n = 102). También, se proporcionó suplementación de calcio a los participantes con una ingesta dietética de menos de 1200 mg por día de este micronutriente.

Principales resultados encontrados

De los 311 sujetos que fueron asignados al azar, el 53% hombres con una media de edad de 62,2 años, de los cuales el 92% completó el estudio (n=287).

Los niveles basales, a los 3 meses y a los 3 años de 25 (OH) D fueron.

  • 76,3, 76,7 y 77,4 nmol / L para el grupo de suplementación con 400 UI;
  • 81,3, 115,3 y 132,2 nmol / L para el grupo de suplementación con 4000 UI;
  • 78,4, 188,0 y 144,4 nmol / L para el grupo de suplementación con 10000 UI.

Se encontraron interacciones significativas entre el grupo al que pertenecían los participantes y el tiempo en relación con la densidad mineral ósea volumétrica. Al final del ensayo, la densidad mineral ósea volumétrica radial fue menor para el grupo que tomo la suplementación de 4000 UI, −3,9 mg de HA / cm3 (IC 95%, −6,5 a −1,3) y en el grupo de  la suplementación con 10.000 UI (−7,5 mg de HA / cm3 (IC 95%, −10,1 a −5,0) en comparación con el grupo que consumió un suplemento de 400 UI con un cambio porcentual medio en la densidad ósea volumétrica de −1,2% (grupo de 400 UI), −2,4% (grupo de 4000 UI) y −3,5% (grupo de 10000 UI).

Las diferencias respecto a la densidad mineral ósea volumétrica tibial del grupo suplementado con 400 UI fueron de -1,8 mg de HA / cm3 (IC 95%, -3,7 a 0,1), de -4,1 mg de HA / cm3 en el grupo de 10.000 UI (IC 95%, – 6.0 a −2.2), con valores de cambio porcentuales medios de −0,4% (400 UI), −1,0% (4000 UI) y −1,7% (10000 UI). No se mostraron diferencias estadísticamente significativas en los cambios respecto al radio y a la tibia (valores p = 0,06 y 0,12, respectivamente).

Principales hallazgos

Entre adultos sanos, la suplementación con vitamina D3 durante 3 años a una dosis de 4000 UI por día o 10000 UI por día, en comparación con 400 UI por día, resultó en una densidad mineral ósea radial inferior de forma estadísticamente significativa. La densidad mineral ósea tibial fue significativamente menor solo con la dosis de 10000 UI por día. No se observaron diferencias estadísticamente significativas en la resistencia ósea ni en el radio ni en la tibia.

Conclusión

Según los resultados de este estudio, no existe un respaldo científico que apoye la suplementación de vitamina D en dosis muy altas para la mejora de la salud ósea, siendo necesaria más investigación para determinar si un exceso, podría ser perjudicial para la salud.

Enlace a la referencia

Para acceder al documento completo y obtener más información detallada, puede consultar el siguiente enlace: https://jamanetwork.com/journals/jama/article-abstract/2748796

También puede interesarte...
De la concepción a la infancia: factores de riesgo tempranos y riesgo de desarrollo de obesidad infantil

De la concepción a la infancia: factores de riesgo tempranos y riesgo de desarrollo de obesidad infantil

Se ha publicado recientemente un artículo en la revista Nature Reviews Endocrinology, sobre los principales factores de riesgo tempranos para…
¿Hay evidencia suficiente para definir un patrón dietético rico en polifenoles en relación con los beneficios para la salud? Resultados de una revisión sistemática

¿Hay evidencia suficiente para definir un patrón dietético rico en polifenoles en relación con los beneficios para la salud? Resultados de una revisión sistemática

Recientemente se ha publicado en la revista Nutrients, una revisión sistemática sobre la ingesta de polifenoles en el contexto de…
Ritmos circadianos y ejercicio: el reajuste del reloj biológico y las enfermedades metabólicas

Ritmos circadianos y ejercicio: el reajuste del reloj biológico y las enfermedades metabólicas

Se ha publicado recientemente en la revista Nature Reviews Endocrinology, un artículo de revisión sobre los ritmos circadianos y la…
Suscríbete
a FINUT

Suscríbete al Boletín de noticias de la Fundación Iberoamericana de Nutrición